jueves, 27 de enero de 2011

CARTA DE SUDAFRICA

Pretoria, Sudáfrica, 20 de diciembre de 2010

El movimiento estudiantil Internacional reunido en la ciudad de Pretoria, Sudáfrica en el marco del 17 Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes declara:

Nos encontramos en el contexto actual del mundo donde el imperialismo principalmente el norteamericano nos ataca cada día con más dureza para poder sofocar su crisis estructural. Donde nuestros pueblos se ven amenazados con la política belicista llevada adelante por el imperio como son la ya insostenible guerra en Irak y Afganistán.

La crisis capitalista ha acelerado un proceso de mercantilización del conocimiento, privatización de la educación mediante el ataque a la educación pública principalmente en Europa, Norteamérica, en partes de Asia, África y América Latina.

Para llevar a la prácticas estas medidas el FMI y el Banco Mundial se apoyan en el Acuerdo General de Comercio de Servicios (GATS por sus siglas en ingles), acuerdo que intenta incluir a la educación superior como un servicio comercializable.

En la Unión Europea se manifiesta con la estrategia de Lisboa y con el Espacio Europeo de Educación Superior también conocido como proceso de Bolonia. Estas Reformas Universitarias están suponiendo un incremento progresivo de las tasas universitarias que unido a un descenso de las becas públicas conllevan a una elitización en el acceso a la educación superior. De manera paralela se ha producido un descenso de la inversión pública en educación y se han comenzado a crear organismos para buscar financiación privada, consolidándose de esta manera el poder de la empresa privada dentro de las Universidades.

Mientras tanto en Estados Unidos y Canadá se da un renovado proceso de privatización de la educación y mercantilización del aprendizaje y la investigación. De una forma más intensa que en otras regiones el incremento constante de los costos de inscripción ha limitado el acceso a la educación superior y han transferido la mayor parte de los costos educativos a los estudiantes creando una generación sumergida en deuda educativa. Al mismo tiempo se amenazan los últimos vestigios de educación superior con acceso universal como lo es el caso en Quebec donde se intenta eliminar la gratuidad de sus programas en los institutos terciarios de educación superior (CEGEP).

África tiene que salir del estrangulamiento del imperialismo e implementar un sistema educativo armonizado y solidario. La educación en África debe ser gratuita, obligatoria, igualitaria, de calidad y de acuerdo a las necesidades locales a fin de alcanzar un desarrollo sustentable. Los países africanos deben nacionalizar sus Universidades privadas y promover la educación a través de los lenguajes locales. Los estudiantes de áfrica demanda que se provea el acceso a la educación en la nación de Sahara occidental como una muestra de respeto a su independencia y al ser un derecho humano elemental.

Estos procesos se han visto también reflejados en los países de Asia donde con la misma lógica se ha restringido el acceso, reduciendo las plazas en muchas Universidades así como también un aumento de tasas. De la misma manera los cortes presupuestarios que son parte de una agenda de comercialización han dejado a la educación fuera del alcance de las clases sociales de menores recursos. Países y organizaciones imperialistas buscan implementar estas reformas en toda Asia, por lo cual los estudiantes de la región mantienen su lucha de resistencia contra estas políticas.


América Latina vive un proceso muy vivo de discusión y avance en materia de reformas universitarias que impulsan la universalización, gratuidad y el rol transformador de la educación superior y/o Universitaria. Sin embargo, este proceso transformador encuentra resistencia en algunos países del continente, en los cuales se expresa la estrategia imperial a través de la profundización de las políticas educativas neoliberales.
Haciendo valer nuestra historia, exigimos que la educación sea considerada como un bien público, social y un derecho humano fundamental. Es por esto que hacemos un llamamiento al movimiento estudiantil y la clase obrera internacional para luchar por el fortalecimiento de los sistemas e instituciones de educación pública y el papel del Estado como responsable, apostando que este sea el único garante del financiamiento, aseguramiento de la calidad y del compromiso social. Para esto demandamos políticas públicas que vayan en la dirección de asegurar la autonomía, la democracia interna y el cogobierno, la gratuidad, garantizando la universalización del acceso y la permanencia. La educación superior debe responder a las demandas de nuestros pueblos, para poner fin a siglos de explotación. En ese sentido debe estar orientada la investigación generada en nuestra casa de estudios dando respuesta a necesidades de los pueblos y no de grupos económicos o corporaciones. Así mismo los Planes de Estudio deben tener un enfoque de formación de ciudadanos integrales y críticos y comprometidos con la transformación social, soberanía y autodeterminación de nuestros pueblos. Todo conocimiento general de la Universidad debe ser un bien público.

Por todo ello, ¡Hacemos un llamamiento de unidad al movimiento estudiantil internacional para luchar por la educación pública, gratuita, universal y al servicio de los pueblos. Y a luchar por la paz en el mundo!

1 comentario:

DEUDELIS BENITE dijo...

Excelente, lo felicito amigo, soy de venezuela, aca paso lo mismo hace años, y gracias a nuestro negrito presidente Hugo Chavez, nos ha garantizado al derecho a la educación, nos estamos nivelando y aprovechando las oportunidades de prepararse. Luchen que aun y asi seguimos luchando porque si nos descuidamos pues nos quitan lo que hemos conquistado. A Estudiar.